Aston Martin inicia la producción del primer SUV

0
310

La marca británica reconvirtió una vieja base de la Royal Air Force en Gales.

Aston Martin está de doble estreno. Ha celebrado el inicio de la producción en serie de su primer SUV, el modelo DBX, en el que tiene puestas sus esperanzas de recuperación económica. Pero también ha estrenado su fábrica de Saint Athan en unos viejos hangares de una base de la Royal Air Force británica reconvertidos para albergar la producción del DBX.

Los aviones y los militares de la RAF que se formaban en este emplazamiento de Gales han dado paso a los ingenieros y operarios de Aston Martin Lagonda, la marca británica de automóviles deportivos de lujo que ha transformado los viejos hangares en una fábrica de vehículos.

Desde 2016, Saint Athan ha sufrido una transformación de tres años de la base de la Real Fuerza Aérea a una instalación de fabricación de última generación. La finalización de las instalaciones de St Athan significa que se une a la sede de la marca en Gaydon y sus instalaciones de Wellesbourne y Newport Pagnell como un centro de producción artesanal e ingeniería, según la compañía.

Primer SUV de Aston Martin
Aston Martin Lagonda ha producido en su fábrica de Gales el primer DBX de serie, un todocamino con tracción a las cuatro ruedas que comenzará a entregarse a finales de julio y con el que la firma espera conquistar los mercados donde los deportivos con una única tracción trasera se quedan cortos para el terreno.

Se trata de la culminación de un programa que el fabricante automovilístico lanzó en 2015 específico para su planta de Gales, siendo este modelo el primer Aston Martin fabricado al completo en este territorio británico, según informa en un comunicado.

Además, la firma defiende que este hecho histórico para Aston Martin «señala una nueva era, que busca una entrega de excepcional rendimiento, estilo y usabilidad en un segmento del mercado que la marca todavía no había explorado».

80% de exportación
«Es un verdadero privilegio estar aquí hoy para presenciar la finalización de la primera producción de Aston Martin DBX. Estoy extremadamente orgulloso del equipo de Aston Martin que ha trabajado tan duro para transformar este antiguo sitio del Ministerio de Defensa en una instalación para la fabricación de automóviles de clase mundial, que ahora produce automóviles; es un testimonio de la resistencia y la fortaleza de todos en Aston Martin», aseguró el consejero delegado interino, Keith Stanton.

La compañía prevé que el 80% de la producción del DBX se exporte al extranjero, poniendo especial énfasis en el espacio de este modelo, tanto en la parte delantera como trasera del coche, así como en los clientes que se decantan por el lujo.

(CocheGlobal para Motortop)