Audi revela en Shanghai el nuevo A6 e-tron y otras primicias

0
391

Las cuatro novedades presentadas en el salón de China incluyen también el A7L, Q5L y un concepto de todocamino.

Audi llega al Salón del Automóvil de Shanghai pisando fuerte y en colaboración con sus socios chinos para su ofensiva de electrificación en el primer mercado mundial. La marca alemana ha destapado en el pricipal salón automovilístico mundial en estos momentos de pandemia el nuevo Audi A6 e-tron Concept, un modelo que se venderá en todo el mundo, junto a otros destinados a los clientes pudientes de China.

En el salón Auto Shanhai, Audi comparte estand por primera vez con sus socios locales FAW y SAIC para presentar cuatro novedades mundiales que incluyen el A6 e-tron concept, una actualización del Q5L, así como el A7L y también un estudio de un nuevo todocamino, denominado Audi concept Shanghai.

Audi explicó que su estrategia en el mercado chino se basa en un enfoque centrado en la electromovilidad, así como en la puesta en marcha de una nueva planta para vehículos eléctricos en Changchun y en una segunda asociación con SAIC. La firma alemana prevé que la nueva factoría de Changchun inicie su actividad productiva desde 2024, mientras que la segunda colaboración con SAIC supondrá el inicio de la fabricación en la planta de Volkswagen en Anting/Shanghái.

Expansión industrial y comercial en China
«Durante tres décadas hemos desarrollado con éxito nuestro negocio en China de la mano de FAW. Ahora, junto con FAW y nuestro nuevo socio SAIC, entramos en una nueva fase de crecimiento. Se trata de asociaciones con las que continuaremos nuestro exitoso curso en el mayor mercado para Audi», subrayó el presidente de Audi en China, Werner Eichhorn.

Esa estrategia de crecimiento para la que ha ampliado su capacidad productiva tiene entre los nuevos vehículos el A6 e-tron concept, que muestra cómo podría ser un modelo basado en la plataforma PPE de coches eléctricos de gran tamaño. Este modelo, de 4,96 metros, ofrece una autonomía de más de 700 kilómetros, según la homologación WLTP, y se fabricará en China y Europa para su comercialización en todo el mundo. El modelo podrá recuperar energía suficiente para recorrer 300 kilómetros en diez minutos.

En Auto Shanghai también se puede ver el Audi Q5L, que supone la actualización del todocamino con una batalla más larga para adaptarse a un tipo de modelo muy demandado en China y que se fabricará en la factoría de FAW-VW en Changchun. Por su parte, el A7L se empezará a producir este año en Shanghái en exclusiva para China, mientras que el Audi concept Shanghái se presentará en la segunda mitad del año y cuenta con propulsión eléctrica y 4,87 metros de largo.

(CocheGlobal para Motortop)