Berlina EQS de Mercedes: autónoma y minicine a bordo

0
389

La marca presenta su nueva berlina estrella sin emisiones, que alcanza 770 kilómetros de autonomía y da otro paso en conducción autónoma.

Había mucha expectativa con la presentación del nuevo Mercedes EQS y la marca alemana no ha defraudado. La nueva berlina eléctrica aporta numerosas innovaciones y se ha convertido en el nuevo estandarte de la firma en su ofensiva por una movilidad sin emisiones con la nueva familia EQ. Esa familia empieza en el EQA y llega hasta el EQS por en su recorrido aparecerán nuevos modelos. Mercedes ha presentado el EQS en un evento ‘online’ en el que se ha podido ver al nuevo coche incluso volando al ritmo de Alicia Keys y en un plató con el director de cine James Cameron.

La nueva berlina EQS es la homóloga del modelo Mercedes Clase S en el viejo mundo de los motores de combustión interna, aunque con un diseño diferente. El buque insignia del Grupo Daimler en electromovilidad desborda lujo y tecnología con innovaciones que estrena este coche y que, con los años, irán llegando a otros modelos de la gama de Mercedes.

A pesar de las numerosas innovaciones que incorpora, la limusina Mercedes EQS no abrumará a sus usuarios, probablemente muchos chóferes, y también propietarios adinerados con conciencia ecologista. No es un coche de lucecitas decorativas o innecesarias puesto que mantiene el toque de sobriedad propio de una marca alemana que hacho bandera de ello.

Gran batería para el Mercedes EQS
Las innovaciones del EQS se pueden apreciar con claridad en su sistema de propulsión, basado en una potente batería de 108 kWh que permite alcanzar una gran autonomía de hasta 770 kilómetros con una sola carga. Además, su elevada potencia de carga en los puntos que la soporten le habilita para alcanzar una autonomía de 300 kilómetros después de estar enchufado 15 minutos.

En tiempos de escasez de microchips en la industria mundial, el EQS se convierte en un coche mucho más digitalizado con una electrónica al servicio del confort, la eficiencia y la seguridad. La berlina está preparada para circular con un nivel 3 de autonomía, lo que permite al conductor soltar el volante completamente en autopistas que estén preparadas para coches autónomos que empieza a haber en algunos países como Alemania. Para garantizar la seguridad, dispone de 350 sensores que monitorizan todo lo que sucede a cientos de metros a su alrededor.
Sesión de cine a bordo
Teniendo en cuenta ese salto en conducción autónoma, Mercedes ha preparado su interior para convertirlo en un minicine totalmente conectado con una megapantalla que cubre todo el salpicadero y que permite diferentes configuraciones. La MBUX Hyperscreen mide 141 centímetros de largo y 77 pulgadas en diagonal y tiene una superficie curvada adaptada a su emplazamiento que permite su visión desde cualquier ángulo

Mercedes cuantifica las innovaciones aplicadas en el EQS en 40 y todo ellos fabricado íntegramente en Alemania y con un impacto neutro en términos de emisiones de CO2, según ha destacado el presidente de la compañía, Ola Källenius. «El EQS está diseñado para superar las expectativas incluso de nuestros clientes más exigentes. Eso es exactamente lo que tiene que hacer un Mercedes para ganarse la letra «S» en su nombre. Porque no le damos esa letra a la ligera», ha indicado el directivo.

(CocheGlobal para Motortop)

Artículo anteriorAutomovilismo virtual: SimRacing va por segunda temporada
Artículo siguienteHabía algo más: DS 4 La Premiere