Cómo instalar sillitas infantiles con sistema Isofix en el coche

0
595

Las sillas de coche para bebé o Sistemas de Retención Infantil (SRI) son asientos adaptados para bebes y niños desde el nacimiento hasta los doce años. Son un elemento de seguridad obligatorio en nuestro país y la mejor forma de proteger a nuestros pequeños cuando nos desplazamos en coche, porque los datos son demoledores.

Para que se tenga una idea, los accidentes de tráfico son la principal causa de muerte en los menores de 14 años, y en un 40% de los casos los niños fallecidos no utilizaban ningún sistema de retención. Imagina llevar a tu hijo pequeño sin retención en los asientos traseros del coche. Pues hay personas a las que les parece normal, pero son personas que no saben que el SRI reduce en un 75% las muertes y en un 90% las lesiones que se producen.

Sin embargo, muchas veces la comodidad (no es que sentar al niño sea incómodo en los modernos SRI, pero tampoco es lo más cómodo), la falsa seguridad la irresponsabilidad genuina consiguen lo que nadie quiere: una lesión grave o la muerte de un menor. Como es natural, existen decenas de modelos de SRI que se pueden clasificar en cuatro grandes categorías: capazo, silla con arnés, elevador con respaldo o alzador.

El sistema Isofix está presente en prácticamente la totalidad de los modelos de automóviles actuales y su objetivo es evitar errores en la instalación de los sistemas de retención infantil, algo que suele ocurrir con bastante frecuencia cuando se instalan sillitas con el cinturón de seguridad y no se siguen las indicaciones del fabricante. Se suele incorporar en las sillas para coche de bebé más pequeñas.

Esto quiero decir que las encontraremos en los grupos 0 (hasta 10 kilogramos), 0+ (hasta 13 kilogramos) y 1 (de 9 a 18 kilogramos). Normalmente, las sillitas de bebé más grandes combinan el sistema Isofix con el cinturón de seguridad. Para instalar un sistema de retención infantil con Isofix en el coche basta con seguir estos sencillos pasos:

  • Engancha la silla a través de unas barras rígidas o clips de metal a los dos anclajes o anillas que forman parte de la carrocería del vehículo. Basta con empujar las barras que encontrarás en la parte inferior trasera del SRI contra las anillas hasta que escuches un simple «click». Una línea verde te indicará que está correctamente anclada.
  • Fija el tercer punto de anclaje de la silla, que puede ser de dos tipos: Top Tether cuando se ubica en la parte superior (se corresponde con los SRI universales, es decir, válidos para todos los vehículos que dispongan de tercer punto de anclaje superior); o Pata de Apoyo cuando se ubica en la parte inferior (se corresponde con los SRI semi-universales, es decir, no vale para todos los vehículos).

Para anclar el Top Tether, busca el tercer anclaje en la parte posterior del asiento o en el maletero. Es como un cinturón, así que ténsalo y comprueba cual es la tensión adecuada. Para anclar la Pata de Apoyo (habitual en las sillas de los grupos 0+ y 1), estira la pata hasta que haga tope con el suelo del vehículo y comprueba que es estable -ya sea mirando hacia atrás o en sentido de la marcha-.