Cómo proteger los vehículos ante la helada

0
203

Nissan compartió consejos útiles para tener en cuenta ante la ola de frío del invierno.

Con las bajas temperaturas, no solo las personas necesitan extremar sus cuidados para mantenerse en buen estado, sino que también es clave considerar algunas medidas para que los automóviles, que nos acompañan en la rutina diaria, sigan estando en las mejores condiciones. Para eso, la compañía Nissan difundió varias recomendaciones.
Es importante no aplicar agua caliente en la carrocería o los vidrios ante la presencia de escarcha para evitar una rotura de los cristales o daños en la pintura por el cambio de temperatura y, dentro de lo posible, utilizar agua con PH neutro. Para terminar el proceso de lavado, debería aplicarse cera para proteger el exterior, idealmente productos con nanotecnología de teflón líquido, que sirven para repeler la humedad y evitar que se forme escarcha o hielo, entre otros beneficios.
Es fundamental verificar los desagües del vehículo tanto en las puertas como en los techos de cristal y el baúl, así como hidratar los burletes con vaselina líquida con el fin de retrasar su proceso de deterioro y sellar mejor el habitáculo.
Respecto al resto del automóvil, Nissan resaltó la relevancia de revisar el estado de la batería, ya que con el frío pierde rendimiento, producto del comportamiento químico. Por esta razón es común que una batería que no esté en buen estado tenga que ser reemplazada en invierno.
A su vez, es aconsejable controlar el sistema de filtrado de aire de la cabina. Cuando el sistema de climatización comienza a ser exigido, los filtros toman un rol más importante para evitar el ingreso de partículas del exterior y eso provoca que tengan que ser cambiados con mayor frecuencia.
Otra de las sugerencias refiere a aplicar líquido limpiaparabrisas y no agua común en el depósito correspondiente, porque esta sustancia tiene la capacidad de dispersar el hielo, además de mantener los conductos del sistema en óptimas condiciones.
Del mismo modo, se recomienda revisar los niveles del radiador y a no sustituir el líquido refrigerante por agua común debido a que su temperatura de congelamiento es más baja que la del agua.
Los cuidados también incluyen la verificación de las escobillas limpiaparabrisas y los neumáticos, tanto en el estado como en la presión de aire, además del control de las luces exteriores y el sistema de desempañado, compuesto por la luneta térmica, los espejos calefaccionados y el aire acondicionado.