DS9, la primera berlina de lujo del Grupo PSA

0
315

A fin de año lanza el nuevo modelo exclusivamente con motores híbridos enchufables.

DS, la marca de lujo del grupo PSA, se hace mayor. Cinco años después de su lanzamiento como enseña independiente y tras el DS7 Crossback, un SUV, y el DS3 Crossback, un compacto, llega el DS9, su primera berlina, con la que busca consolidarse en un segmento muy dominado por los fabricantes alemanes.

El nacimiento del DS9 no ha sido fácil pero no por culpa de PSA. La cancelación del Salón del Automóvil de Ginebra por el coronavirus ha retrasado tres meses el debut de este nuevo modelo.

El DS9 es una berlina clásica, mucho más bonita al natural de lo que parece en foto, es de esos coches a los que la imagen no les hace justicia. Está construida sobre la plataforma EMP2 (Efficient Modular Platform 2) del Grupo PSA que es la que se utiliza para los modelos que ofrecen diferentes tecnologías de propulsión. Sin embargo, para este modelo se ha alargado la distancia entre ejes, que alcanza los 2,90 metros para mejorar el espacio y el confort interior. Los diseñadores han centrado sus esfuerzos en los asientos traseros, quizás pensando en el nuevo coche oficial del presidente de Francia. En el exterior mide 4,93 metros de largo, 1,85 de ancho y 1,46 de alto con unas llamativas ruedas muy grandes, de 690 milímetros de diámetro, y un maletero con 510 litros de capacidad.

Guiños al DS Tiburón
Su estilo se caracteriza por un poderoso frontal y un capó recorrido por una banda que le hace inconfundible. La línea del techo cae hasta la trasera dándole un aire ligeramente deportivo y rompiendo la norma de los tres volúmenes de las berlinas clásicas. Los tiradores de las puertas están ocultos en la carrocería y sólo se despliegan al abrir el vehículo. Este sistema lo lleva también el DS3.

Todos los apasionados del antiguo DS Tiburón de 1955 podrán ver en esta berlina algunos guiños a su antecesor, pero desde luego no es una actualización. Por ejemplo lleva en los laterales de la parte superior trasera, integradas en la carrocería, las luces de posición que buscan recordar los llamativos conos de su antepasado de hace 65 años.

Se comercializará sólo en versiones híbridas enchufables, que la marca denomina E-tense. Inicialmente se lanza con un sistema de propulsión de 225 caballos que suma un motor de gasolina PureTech de 180 caballos más uno eléctrico de 112 y con una autonomía de 40 km en modo 100% eléctrico. Las baterías, de 11,9 kWh, están situadas bajo los asientos traseros. A este le seguirán un propulsor más potente de 250 caballos con una autonomía ampliada y un 4×4 de 360 caballos de potencia. Todos se combinan con una caja automática de ocho velocidades. Permite optar por tres modos de conducción: exclusivamente eléctrico, híbrido o sport.

Como en la Fórmula E
El motor eléctrico actúa en el arranque, las aceleraciones en modo eléctrico siempre que no se superen los 135 km/h. El híbrido gestiona de forma automática la propulsión térmica y eléctrica según se necesite y el modo sport aprovecha al máximo las posibilidades del sistema para lograr el máximo dinamismo de conducción. El DS9 utiliza un sistema de recuperación de energía en la frenada y la desaceleración para recargar las baterías que se ha desarrollado en la Fórmula E, de la que el equipo DS Techeeta es campeón del mundo. Las baterías se pueden recargar en 1,5 horas en un enchufe doméstico.

El DS9 se va a fabricar en China, por la fuerte demanda que hay en este mercado hacia este tipo de automóviles, pero el cuidado por los detalles, las terminaciones, el confort y lujo interior han sido máximos. Todo, el tablero está forrado de cuero, así como los asideros, con detalles en alcántara, por ejemplo, en el techo y los parasoles.


El cuidado en las plazas traseras ha llevado a crear un gran reposabrazos central que los convierte en dos grandes plazas de primera clase si fuera necesario. Además, estos asientos están calefaccionados e incluyen masaje en tres intensidades y ventilación. Además los pasajeros de las plazas traseras tienen acceso a un botón que adelanta el asiento del acompañante para dejar más espacio para las piernas detrás. Un equipamiento realmente de lujo.


Hay además, un especial cuidado en el aislamiento acústico de la cabina, el DS9 incorpora una amplia gama de sistemas de ayuda a la conducción que mejoran el confort a bordo. Desde ayudas al aparcamiento hasta mejora de la visión nocturna así como detección de fatiga del conductor.
(CocheGlobal para Motortop)

Artículo anteriorUruguay: vendido en viaje primer Tesla eléctrico
Artículo siguienteVentas junio: el mercado dejó atrás lo peor de la pandemia