Hyundai revela detalles del Kona N: motor turbo

0
161

La versión más prestacional del pequeño todocamino esconderá un conocido bloque bajo el capó, que quizás sorprenda a muchos…

Los ambiciosos planes de Hyundai con la cada vez más numerosa familia deportiva N siguen su curso, y si con modelos como el Hyundai i30 y el Veloster ya ha demostrado que puede estar a la altura de las divisiones deportivas de los fabricantes más experimentados ahora pretende dar un paso más introduciendo su famosa letra en su gama SUV con el Hyundai Kona, confirmando así lo que era un secreto a voces desde 2018.
La letra «N» llega a los SUV
En los últimos meses nuestros espías han estado siguiendo la pista del Hyundai Kona N por escenarios tan habituales como el exigente circuito de Nürburgring Nordschleife y sus alrededores, aunque en esta ocasión las últimas imágenes proceden desde la propia marca coreana. Además, estas vienen acompañadas por el primer vídeo oficial del SUV de corte deportivo, en el que se puede escuchar la nota de escape de su propulsor turboalimentado.
A pesar de su aún presente camuflaje, ya lo suficientemente fino como para no dejar mucho a la imaginación, queda claro con un primer vistazo que estamos ante un Kona más agresivo que el modelo estándar. Un hecho que se aprecia especialmente gracias a una serie de retoques en su carrocería como un spoiler delantero más prominente, al igual que su nuevo alerón trasero, mientras que su paragolpes trasero también es ahora más llamativo, especialmente gracias a la presencia de sus dos generosas salidas de escape, muy al estilo de otros modelos N de la casa como el recién presentado i30 N.
Tampoco puede ocultar este camuflaje la presencia unos frenos más potentes con pinzas rojas acompañando a unas llantas y ruedas más deportivas y a unos guardabarros más anchos. Mejoras que llegan a una carrocería que contará con todos los retoques que han llegado recientemente con la actualización recibida en la gama del Kona estándar.
Con ADN del i30 N
Dadas las proporciones del Kona uno podía esperar que bajo el capó de esta versión N se situara el mismo bloque del i20 N, es decir, el 1.6 turboalimentado, pero los ingenieros de Hyundai han optado por un propulsor de mayor entidad. Decimos esto porque el encargado de dar vida al SUV de corte deportivo será el corazón de cuatro cilindros y 2.0 litros que utiliza el i30 N. Una mecánica capaz de ofrecer hasta 280 caballos de potencia y un par máximo de 392 Nm, aunque por ahora se desconocen las especificaciones del Kona N.
Gracias a la presencia de este motor no habría que descartar una versión alternativa ‘Performance’ con más potencia con la que podría acercarse a las cifras de uno de sus posibles rivales naturales, el Volkswagen T-Roc R. En cualquier caso, y a diferencia del i30 N, estará acompañado de forma exclusiva por una transmisión automática de doble embrague de ocho velocidades N DCT. Hyundai también ha confirmado la presencia de un sistema Launch Control.
“Estamos emocionados de expandir la receta del éxito que hemos desarrollado con el i30 N y, más recientemente, con el i20 N a uno de nuestros SUV más populares en el mercado actual: el Kona. La incorporación del Kona a la familia N llevará nuestra marca de alto rendimiento al siguiente nivel”, comenta Andreas-Christoph Hofmann, vicepresidente de marketing y producto de Hyundai Motor Europa.
El debut de este Hyundai Kona N estaba previsto para el pasado verano, pero la actual crisis del coronavirus ha acabado retrasando ese estreno hasta este 2021, donde llegará ya como Model Year 2022 para poner la batalla de los SUV compactos y deportivos aún más jugosa.

(CarAndDriver)