IMPACTANTE: De Tomaso presentó el P900

0
90

El 2019 vimos volver a De Tomaso en el marco del Festival de Goodwood. El P72 se transformó en toda una sensación, en especial por su diseño retrofuturista que hace cita al De Tomaso P70, un auto de carreras fabricado en conjunto con Shelby, al que lamentablemente no le fue muy bien en las carreras, pero que sigue siendo parte de la historia de esta compañía.

El P72 se basó en el chasis del Apollo Intensa Emozione (Apollo, ex Gumpert -los creadores del Gumpert Apollo-, es parte del mismo holding hongkonés al que ahora pertenece De Tomaso) con un habitáculo y una carrocería fabricada completamente en fibra de carbono, pero con una orientación más de GT y menos de pista.

Los planes De Tomaso consideraban un modelo más adepto para correr. Ese auto es el P900, una «evolución» sobre el trabajo del P72, pero con un look mucho más extremo. Obvio, hay cosas que reconoceremos del P72 como la cúpula acristalada o el clip frontal, pero en todos los lugares donde las sensuales curvas del modelo descansaban, ahora emergen salidas de aire o remates puntiagudos con cierta vibra «vampiresca» o «gótica». A esto se suman los deflectores frontales, nuevas entradas (y salidas) de aire, además de una toma superior sobre el techo, una cubierta para el motor con seis aperturas redondas y un aparatoso alerón envolvente sobre la parte trasera (con luces LED). Es aquí donde también están los cambios más marcados con respecto al P72, si bien manteniendo su mismo estilo, con luces LED estilo «jet» y dos escapes más, aparte del difusor posterior.

Es un auto extravagante pero que no pierde ni un poco de la sensualidad del P72, sin contar que la ejecución es impecable.

El P900 será impulsado por un espectacular V12, el cual será fabricado por la empresa alemana de ingeniería Capricorn (los mismos encargados de ayudar a Porsche con el 919 LMP1) y quienes también han metido mano en el P72. Este motor se dice, cantará hasta las 12,300 vueltas, será compatible con combustibles carbono neutrales y apenas pesará 220 kilos. Estará asociado a una caja secuencial Xtrac. 

El tema es que este V12 aún está en desarrollo y no lo veremos hasta más adelante. Para los ansiosos, hay un plan igual de sabroso: un motor basado en el que usó el Benetton B197 de la temporada 1997 de la F1, un Renault RS9 V10 de tres litros. Vale destacar que este motor no solo fue usado por Benetton, sino que también por otros equipos como Williams, quienes ganaron el campeonato de pilotos (con Jacques Villeneuve) y de constructores ese mismo año. De Tomaso no ha señalado si estos motores serán fabricados por Mecachrome o Renault.

El De Tomaso P900 debutará el próximo año y solo se fabricarán 18 unidades a un precio de tres millones de dólares.

(Autocosmos)

Artículo anteriorOFENSIVA ELÉCTRICA: Toyota se pone al día en 2026
Artículo siguienteCADILLAC CELESTIQ: el lujo también es eléctrico