IndyCar: Alex Palou hace historia en Alabama

0
166

Pasaron 15 años y 7 meses después del triunfo de Oriol Servià en la carrera de Champ Car en Montreal en 2005, para que Álex Palou extendiera el palmarés español en la IndyCar Series al obtener un histórico triunfo en el Gran Premio de Alabama, la primera carrera de 2021 y su primer evento como piloto de Chip Ganassi Racing.

Lo ha conseguido en una carrera en la que la velocidad y su apuesta estratégica por ir a dos paradas le permitió superar a todos sus rivales desde el tercer lugar en parrilla en el circuito de Barber.

La clave de su victoria se cimentó en su estrategia de paradas. Mientras que los líderes de carrera, Pato O’Ward y Alexander Rossi, hicieron su primera detención en la vuelta 18 apostando por una estrategia a tres paradas, Palou alargó su detención hasta el giro 31, ahorrándose por el camino una visita a los pits, y sus excelentes vueltas en ese periodo le permitió salir por delante de ambos. Aunque O’Ward recuperó el liderato de la prueba en la vuelta 36, el piloto de Ganassi siguió con su estrategia, y volvió al frente en cuanto O’Ward hizo su segunda detención en la vuelta 42.

Con anterioridad, la carrera se había visto enmarcada por un accidente múltiple en la primera vuelta al perder el control de su vehículo Josef Newgarden camino de la curva 5. El incidente también dejó fuera de carrera a Ryan Hunter-Reay, quien se lo encontró de frente, y causó daños que acabaron siendo terminales en los vehículos de Colton Herta y Felix Rosenqvist. Max Chilton fue un quinto implicado en el mismo, aunque el británico logró completar la prueba con cuatro vueltas perdidas.

Acto seguido, el mexicano O’Ward de McLaren SP perdió bastante tiempo rodando en tráfico, en especial lidiando con Sébastien Bourdais, y los grandes rivales. La estrategia fue todavía peor para Rossi, que no supo lidiar con el tráfico y arruinó una estrategia antaño vencedora en Barber, y terminó la carrera en una discreta novena posición, fuera de toda opción. De ese modo, los principales rivales del español Palou pasaron a ser Scott Dixon y Will Power, que hicieron sus primeras paradas algo más tarde.

Tras hacer su última detención en la vuelta 61, la misma que su compañero Dixon, Palou solo tenía que aguantar el empuje de Power, que había parado un giro después. Merced a una gran gestión del push-to-pass, Palou logró conservar un margen de dos segundos con el australiano que solo se redujo a algo más de un segundo en los instantes finales. Con una calma y temple digna de todo un veterano, Palou aguantó el tirón y consiguió un triunfo de proporciones gigantescas en su 15ª carrera de IndyCar, la primera pilotando para un gran equipo.

Power y Dixon escoltaron en el podio al piloto español, y cerca de ellos terminó O’Ward, que logró superar en el tramo final de carrera a Marcus Ericsson.

Palou que ha iniciado de la mejor forma posible una andadura en Ganassi que promete grandes emociones. La semana que viene tendrá otro estatus cuando pise las calles de St. Petersburg para la segunda cita de la temporada.