Lo veremos por aquí en 2022: nuevo Peugeot 308

0
425

En su tercera generación, el compacto francés presume de estilo, equipamiento y tecnología. Asistentes de conducción, soluciones de confort y dos nuevos sistemas de info-entretenimiento darán la batalla en el segmento.

Con el desarrollo compartido con el también nuevo DS 4, Peugeot presenta el nuevo 308 2021 más tecnológico. Su desembarco en Uruguay es inminente aunque dependerá de la pandemia en cuanto al ritmo de importación. Lo más lógico es que arribe en 2022 en el segundo semestre.

Un nuevo Peugeot 308, completamente reformulado, llega presumiendo de identidad propia, pero sobre todo de un nivel de calidad general, tecnología y equipamiento.

En relación al modelo anterior –con restyling incluido– resulta mucho más llamativo y al primer vistazo, pero también más grande y es que ha crecido en todas sus cotas. En su tercera generación, el Peugeot 308 muestra una evolución seria a todos los niveles.

Un argumento más que suma es el de los motores más eficientes para cautivar a los clientes, atacando por todos lados a sus rivales. El avanzado equipamiento del modelo de Peugeot cuenta con un volante completamente nuevo, ahora dotado de sensores capacitivos que detectan el agarre, es multifunción y también puede contar con la opción de calefacción. En la consola central, la pantalla táctil de 10 pulgadas es nueva y de serie en todos los acabados, si bien presenta una imagen 3D en los dos acabados altos de gama, los «GT» y «GT Pack».

Evolución máxima

El Peugeot 308 2021 crece en todas sus cotas pese a estar dispuesto sobre la conocida plataforma EMP2. Su batalla, por ejemplo, alcanza los 2,675 metros mientras que su carrocería se va hasta los 4,37 metros de largo, 1,85 de ancho y 1,44 de alto. Así, no es de extrañar que resulte más imponente que el modelo anterior, una metamorfósis similar a que experimentó su hermano menor, el 208.

Como éste, presenta un capó más plano y unas ópticas más estilizadas acompañadas de luces diurnas con forma de colmillo. Estos grupos ópticos, además, presentan una firma lumínica diferente, más fina y completa, en los acabados GT y GT Pack que incorporan iluminación Matrix led. La trasera, en cambio, presenta un estilo más deportivo con un spoiler más prominente y una caída más horizontal de la luneta trasera. Una tendencia también similar a la de otros rivales de categoría, y que se repetirá en la variante familiar del compacto, es decir, el SW.

Hibridación y nuevo i-Cockpit como grandes avances.

Los Peugeot del futuro

En el interior del nuevo 308 llega acompañado de la última generación del Peugeot i-Cockpit, el revolucionario puesto de conducción de la marca. Esta nueva generación del compacto vuelva a ser un escaparate para los Peugeot del futuro con una nueva versión que cuenta con un panel digital más avanzado, mientras que el sistema de info-entretenimiento también recibirá una actualización para ofrecer una mayor agilidad y conectividad.

Nuevo logo/emblema

En la misma línea, el nuevo logo de Peugeot también merece mención aparte. Esta insignia más retro sustituye la silueta del cuerpo entero del león por una de su cabeza dentro de un escudo, y que de hecho ya se vio en el Concept Peugeot e-Legend, dando así paso también a una nueva imagen de marca.

Motorizaciones híbridas

En la parte mecánica la principal novedad llega de la mano de dos motorizaciones híbridas enchufables, siendo estas las denominadas Hybrid 180 y Hybrid 225, con potencias de 180 y 225 CV. Ambas utilizan una batería de iones de litio de 12,4 kWh de capacidad, de forma que pueden homologar una autonomía eléctrica de 60 y 59 kilómetros, respectivamente. A la hora de recargar la energía eléctrica el conductor podrá recurrir a la corriente alterna para completar una carga completa en 7 (toma de 8 amperios) o en 3,5 horas (toma de 16 amperios) a una potencia de 3,7 kW. De forma opcional, se puede optar por un cargador de 7,4 kW que reduce el tiempo de espera hasta cerca de dos horas.

El resto de mecánicas siguen siendo las mismas que el modelo saliente, por lo que tenemos dos motores de gasolina Puretech de 1.2 litros con 110 y 130 caballos de potencia, así como un diésel de 1.5 litros BlueHDi que desarrolla 130 CV. Todos ellos pueden ir asociados a una caja de cambios automática de ocho relaciones, así como una manual de seis velocidades, salvo la opción de gasolina menos potente que únicamente se asocia a esta última. Queda por ver si la marca francesa lanza posteriormente una versión de altas prestaciones en forma de Peugeot 308 PSE (Peugeot Sport Engineered) que sustituirá a la versión GTi que conocíamos hasta ahora.

Paquete tecnológico de seguridad

En lo referido a las ayudas de conducción y sistemas de seguridad la tercera generación del compacto francés podrá ir equipada con el detector de vehículos en el ángulo muerto, lector de señales de tráfico, alerta por tráfico cruzado, frenada de emergencia con reconocimiento de peatones y ciclistas, así como detector de fatiga. A finales de este año se ofrecerá el denominado Drive Assist 2.0 pack, que combina el control de crucero adaptativo con el asistente de mantenimiento de carril, de forma que el coche podrá realizar adelantamientos de forma automática.

Artículo anteriorEn su sexta generación, Subaru renueva la Outback
Artículo siguienteTN en San Nicolás: Lambiris quiere iniciar la recuperación