Mercedes-Benz Clase C agrega un híbrido

0
274

La cuarta generación de la berlina y la variante familiar superventas incorpora un híbrido enchufable de hasta 100 km de autonomía.

La berlina y su variante familiar del Mercedes Clase C estrena cuarta generación con la aspiración de aguantar el empuje de los SUV y de la electrificación. El nuevo Mercedes-Benz Clase C crece en tamaño, equipamiento tecnológico y en prestaciones, con una versión híbrida enchufable que alcanza una nueva cota de hasta 100 kilómetros en modo eléctrico.

El ejército de seguidores del Clase C están de enhorabuena con la llegada al mercado de una nueva generación mejorada y adaptada a las nuevas tendencias de electrificación, minimalismo gracias a una gran pantalla digital y con una gran variedad de motorizaciones. Desde que apareció el primer Clase C, se han vendido más de 10,5 millones de unidades de la berlina compacta del grupo alemán Daimler. La generación anterior, lanzada al mercado en 2014, ha sumado más de 2,5 millones de unidades.

La nueva berlina es la preferida en China, el primer mercado del modelo, mientras que en Alemania prefieren la variante familiar Estate con dos de cada tres unidades matriculadas en ese país. 

Híbrido muy eléctrico

El plato fuerte en cuanto motorización son las versiones híbridas, que llegarán al mercado un poco más tarde. Gracias a una potencia de propulsión eléctrica de 95 kW (129 CV) y a una autonomía de unos 100 kilómetros (WLTP) en régimen exclusivamente eléctrico, los modelos híbridos enchufables de la Clase C permitirán al conductor «realizar una gran parte de sus desplazamientos habituales durante muchos días del año en régimen eléctrico, sin necesidad de arrancar el motor de combustión interna», según explica la marca. Más adelante saldrán al mercado versiones híbridas enchufables con motor diésel, en variante berlina y Estate.

El híbrido enchufable cuenta con una batería de 25,4 kWh con un sistema interno de refrigeración que se puede cargar completamente en unos 30 minutos. Para la carga en la red doméstica de corriente alterna se ofrece como equipamiento de serie un cargador de 11 kW (en función del mercado) para conexión a una Wallbox trifásica.

Elementos de la Clase S

El nuevo Clase C mide 4.751 mm de largo, 65 más que antes; 1.820 de ancho (+10); 1.438 de alto (-9) en su carrocería berlina. En la familiar Estate, crece 49 mm de largo (4.751); 10 de ancho (1.820) y 7 menos de alto (1.462). Esas dimensiones exteriores permiten una mayor amplitud de los pasajeros, que disfrutan también de más pulgadas y definición en las pantallas de instrumentos del conductor (hasta 12,3) y en la consola central en una posición vertical que recuerda el estilo de Tesla. 

«En el abecedario, las letras C y S ocupan casi extremos opuestos. En nuestra cartera de productos están ahora más cerca que nunca. La Clase C es ya la berlina más vendida de Mercedes-Benz. Pero estoy convencido de que la nueva Clase C, con su alta tecnología procedente de la Clase S, cautivará aún a más clientes. Con sistema MBUX de última generación, dirección del eje trasero y una amplia electrificación, nuestra serie más exitosa pondrá el listón aún más alto en su segmento», indicó Ola Källenius, presidente de Daimler.

(CocheGlobal para Motortop)