Opel quiere más: lanzó el Corsa híbrido

0
80

Opel renovó hace unos meses el Corsa, uno de los vehículos icónicos de la marca alemana, que ahora se muestra más moderno y digital. La marca ha ampliado la gama de propulsores del pequeño de la familia poniendo en el mercado europeo un Opel Corsa híbrido con tecnología de 48 voltios.

La apuesta de la marca es fuerte con una ofensiva que les tiene que llevar a tener 15 modelos electrificados y al menos un modelo eléctrico en cada serie.

Ahorro de consumo y emisiones

El sistema motriz del nuevo Corsa Híbrido incorpora una batería de iones de litio que se recarga automáticamente en determinadas condiciones de conducción y nuevos motores de gasolina de tres cilindros y 1,2 litros turboalimentados con 74 kW/100 CV y 100 kW/136 CV que se han desarrollado especialmente para la versión híbrida. Los motores están acoplados a una nueva transmisión electrificada de doble embrague y seis velocidades y a un motor eléctrico de 21 kW/28 CV.

La tecnología híbrida ofrece una amplia gama de ventajas especialmente para los clientes que se estrenan en la electrificación y que acostumbran a viajar en entornos urbanos: en comparación con su homólogo puramente convencional, el consumo de combustible y las emisiones de CO2 se reducen en torno a un 18%, y los clientes del Corsa Hybrid pueden conducir sin emisiones locales a baja velocidad en ciudad y disfrutar de un alto nivel de confort de conducción gracias a la óptima coordinación del sistema. Gracias al diseño compacto del sistema híbrido, no se pierde espacio en el interior, y los conductores no tienen que recargar su Corsa Híbrido desde una fuente externa, como un enchufe o una estación de carga.

Eficiente y fácil de usar

El Corsa Híbrido permite disfrutar de un placer de conducción eficiente y fácil de usar. En comparación con el Corsa 1.2 no electrificado similar con transmisión automática de ocho velocidades (consumo de combustible en el ciclo WLTP: 5.5-5.4 l/100 km; 124-121 g/km CO2, ambos combinados), el nuevo Corsa Hybrid de 74 kW/100 CV con tecnología de 48V (consumo de combustible en ciclo WLTP1: 4.8-4.5 l/100 km; 108-101 g/km CO2, ambos combinados) puede ahorrar casi 1.0 l/100 km de combustible (alrededor del 18%) y también reducir emisiones de CO2.

Lo mismo puede decirse del Corsa Híbrido GS con 100 kW/136 CV, disponible a partir de 26.350 euros. También en este caso, el consumo de combustible y las emisiones de CO2 se reducen en torno a un 18%, hasta 4.7-4.6 l/100 km o106-103 g/km CO2 en comparación con su homólogo de gasolina no electrificado (según WLTP1).

El sistema de propulsión híbrida ofrece ventajas especialmente en el tráfico urbano. El motor eléctrico ayuda al motor de gasolina en aceleración, por ejemplo, al arrancar desde parado. También aporta par, a bajas revoluciones, lo que beneficia la dinámica de conducción y la reducción de CO2. A bajas velocidades, el motor eléctrico también permite una conducción totalmente eléctrica de hasta un kilómetro o hasta el 50% del tiempo de conducción en ciudad (gracias a la recuperación), por ejemplo, al maniobrar. Durante la deceleración, el motor de gasolina se detiene y el motor eléctrico actúa como generador para recargar la batería de 48V del sistema híbrido. Se puede elegir entre tres modos de conducción: Eco, Normal y Sport.

(CocheGlobal)