Smart inicia su nueva era eléctrica

0
84

Desvela su primer modelo fuera de Mercedes y con la china Geely, que se presentará en septiembre en Múnich y se empezará a vender a finales de 2022.

La nueva Smart avanzará su futuro el próximo mes de septiembre en el IAA de Múnich, el renovado salón del automóvil que sustituye al de Frankfurt y que se celebrará entre los días 7 y 12 de septiembre. En la muestra alemana va a desvelar el primer modelo de la nueva era, desligada de Mercedes Benz, salvo en el diseño, con producción y comercialización china y con modelos 100% eléctricos.

El primero de esta nueva era es un SUV del que Smart acaba de mostrar su llamativo techo. Kai Sieber, el jefe de diseño de Smart, que forma parte del equipo liderado por Gorden Wagener, explica que la marca “está evolucionando, haciéndose más premium y tecnológica” y por eso en el diseño se refuerzan los conceptos de “sofisticación y calidad”. Lo que se puede ver ahora es un techo panorámico de vidrio en el que se juega con la luz y con el contraste con la carrocería.

Smart lanzó su último modelo bajo control de Mercedes Benz y producido en la planta francesa de Hambach en 2020, con versiones ya 100% eléctricas de las carrocerías fortwo y forfour. A partir de 2022 será responsabilidad de la sociedad mixta creada por Mercedes y la china Geely, Smart Automobile Co, con sede en Ningbo, al este de China y a 150 km de Shanghai.

El modelo que se va a ver en Múnich será el primero con el que Smart España A.E. S.L., filial de Smart Europe GmbH, iniciará su andadura en el mercado español. Alberto Olivera es el CEO de esta nueva sociedad que va a arrancar su actividad a finales de 2022 con el nuevo modelo. Olivera avanzó que la nueva red comercial española será en breve una realidad y prevé “un éxito de ventas del nuevo modelo eSUV desde el inicio”.

La historia de Smart
Para Daniel Lescow, vicepresidente de Smart Automobile Co, “Smart nació con el objetivo de ofrecer las mejores soluciones para el futuro de la movilidad, nuestro nuevo enfoque se basa en minuciosos estudios de mercado y Smart interactuará perfectamente con los clientes y amantes de la marca”.

La marca Smart nació hace 23 años fruto de la colaboración entre Daimler y el relojero suizo Nicolas Hayek, que se había hecho millonario en los años 80 del siglo XX con los Swatch. Crearon la empresa mixta Smart (Swatch Mercedes Art), una fábrica el norte de Francia (en la frontera con Alemania) que arrancó en octubre de 1997 y el pequeño Smart fortwo se empezó a comercializar a finales de 1998, poco después de que Hayek saliera de la compañía. Inicialmente este pequeño, de 2,5 metros de largo, sólo se vendía en nueve países europeos, entre ellos España, con un precio de 1,3 millones de pesetas (poco más de 7.800 euros actuales). Para la época era caro y generaba recelos de fiabilidad. Aunque también desde el principio tuvo entusiastas seguidores. En 1999 apareció una versión diésel, con un consumo de sólo 3,5 litros a los 100 km, y en 2000 el descapotable más pequeño del mercado, que costaba 1,8 millones de pesetas (unos 11.000 euros).

Los inicios fueron difíciles y titubeantes, pero el coche urbano por excelencia terminó imponiéndose. En dos décadas alcanzó los 2,2 millones de ventas en 46 países y desde 2020 es exclusivamente eléctrico, como ya lo eran desde dos años antes todos los que se vendían en Estados Unidos y Canadá. El Smart fue también pionero en el «car sharing» que actualmente está presente en unas 24 ciudades de Europa, Estados Unidos y China. En Stuttgart, Ámsterdam o Madrid con coches 100% eléctricos.