SSC Tuatara: el auto más veloz de producción

0
147

Certificó el récord de 460 km/h tras tres intentos superando al Koenigsegg Agera RS y posiblemente al Bugatti Chiron.

No fue fácil conseguirlo, pero el SSC Tuatara ha certificado que es el coche de producción más rápido del mundo. Lo consiguió el pasado 17 de enero en el Kennedy Space Center de Florida (Estados Unidos), la base de lanzamientos espaciales de la Nasa. El SSC Tuatara confirmó una velocidad máxima de 460 km/h y media de 455,2 km/h, con lo que superó el récord certificado de Koenigsegg Agera RS de 447,23 km/h de velocidad máxima.

SSC (Shelby Super Cars) es una empresa estadounidense creada en 1999 por el ingeniero Jerod Shelby y centrada en la producción de superdeportivos en su sede de Richland, en el estado de Washington. El Tuatara, lanzado en 2020 se deriva del concept que SSC presentó en 2011 en el concurso de elegancia de Pebble Beach. Construido sobre un chasis de fibra de carbono tiene un motor V8 de 5,9 litros y 1.775 caballos de potencia cuando usa bioetanol E98, con gasolina pierde caballos y se queda con 1.350. El cambio es automático de siete velocidades y su coeficiente aerodinámico, 0,27. Sólo se van a fabricar 100 unidades y su precio supera el millón de euros.

El SSC Tuatara tuvo que repetir tres veces la pruebas para conseguir el objetivo y el récord. La primera fue el pasado 10 de octubre de 2020 en 10 km de la Ruta 160 del Estado de Nevada. El Tuatara alcanzó los 508,73 km/h con lo que superaba el récord del Bugatti Chiron (490,48 km/h). La normativa exige que la prueba se haga con un modelo de producción que pueda comprar cualquier cliente que tenga el dinero que cuesta, hacer dos pasadas en sentidos opuestos para compensar los efectos del viento y el firme, hacerlo en una vía pública, medir la velocidad con GPS, tener dos testigos, usar neumáticos de calle y combustible convencional, no de competición.

Récord muy trabajado
Al final estos resultados fueron rechazados por errores de medición. La prueba se repitió en diciembre, pero esta vez hubo fallos técnicos y mecánicos. A la tercera fue la vencida en la carretera de 3,7 km del centro espacial de Florida con la certificación de Vbox Racelogic y la validación de los resultados por parte de Garmin, Life Racing y IMRA (International Mile Racing Association).

Con los resultados de Florida se posiciona como el coche de producción más veloz sin alcanzar los 490 km/h del Bugatti Chiron Super Sport 300+ que, sin embargo, no es un modelo de serie. Pero este hypercar americano tiene otros galones como la milla lanzada más rápida en carretera pública (503,92 km/h), el kilómetro lanzado en carretera pública (517,16 km/h) y la velocidad más alta en una carretera pública, 532,93 km/h. ¡Para que te agarre un radar!
(Cocheglobal para Motortop)