Toyota arrebata a Volkswagen liderazgo mundial

0
395

El grupo japones recupera la posición como primer fabricante mundial que ocupó la compañía alemana en los últimos años.

Cambio en el podio de la automoción mundial. Después de varios años de dominio de Volkswagen como primer fabricante en volumen de vehículos vendidos, el grupo japonés Toyota ha logrado recuperar esa posición. Toyota cerró el año pasado como el primer fabricante mundial de vehículos, al haber comercializado 9,52 millones de vehículos de todas sus marcas, lo que supone una disminución del 11,3% en comparación con los datos de un año antes.

Las entregas de vehículos de las marcas Toyota y Lexus experimentaron una bajada del 10,5% en 2020, hasta 8,69 millones de unidades, mientras que Daihatsu comercializó 693.977 unidades, un 17,2% menos. La firma de vehículos industriales Hino, por su parte, finalizó el año pasado con una cifra mundial de matriculaciones de 142.293 unidades, lo que se traduce en una bajada del 25,1% en la comparativa interanual.

A pesar de haber recuperado un puesto que ya había ostentado Toyota después de quitárselo a General Motors, la compañía que encabeza Akio Toyoda advirtió que su objetivo «no es en función de la clasificación en el ranking, sino servir a los clientes», según indicó la firma a Reuters.

La prioridad de Volkswagen
El sorpaso registrado al cierre de 2020 supone que el mapa de los tres primeros fabricantes retrocede a la situación que existía en 2013. En ese momento, Toyota se mantenía como primer productor de vehículos aunque Volkswagen se encontraba a apunto de conquistar el trono mundial, un objetivo prioritario para el anterior presidente del grupo alemán Martin Winterkorn.
En cambio, el grupo Volkswagen pasó a ocupar la segunda plaza por volumen mundial de ventas al perder la escasa ventaja que cosechó en 2019. La multinacional alemana que dirige Herbert Diess entregó 9,3 millones de vehículos en todo el mundo durante el ejercicio que acaba de finalizar, un 15,2% de bajada en comparación con los 10,97 millones de unidades de un año antes. De este total, 5,32 millones de unidades correspondieron a su marca Volkswagen Turismos, un 15,1% menos, 1,69 millones de unidades Audi, un 8,3% menos, y 1,004 millones de unidades a Skoda, un 19,1% menos.

Las entregas de Seat bajaron un 25,6%, hasta 427.000 unidades, y las de Porsche cayeron un 3,1%, hasta 272.200 unidades. Volkswagen Vehículos Comerciales, por su parte, entregó 371.700 unidades, un 24,4% menos. MAN matriculó 118.100 unidades en 2020, un 17,3% menos, y las venteas mundiales de Scania se situaron en 72.100 unidades al cierre del año pasado, lo que se traduce una disminución del 27,5% en la comparativa con 2019.

(CocheGlobal para Motortop)