Triggo polaco ratifica la tendencia hacia este tipo de transporte

0
60

Triggo es un cuadriciclo eléctrico que llegará en 2021 y se fabricará en Polonia.Tiene un eje delantero que puede cambiar su medida de ancho.

La nueva modernidad en los medios de transporte sigue sus pasos firmes. Varias compañías apostaron por el sector de los cuadriciclos con el objetivo de ofrecer un producto ligero, ágil y de reducido tamaño que sea capaz de desenvolverse perfectamente por la ciudad. Algunos ejemplos son los Uniti One, Citroên Ami y Seat Minimó, tres urbanos que dentro de unos meses recibirán la compañía de un competidor llegado desde Polonia.

La empresa polaca Triggo ha presentado este nuevo vehículo eléctrico ligero que es un cuadriciclo que se adapta a los diferentes recorridos urbanos. Es un biplaza que además tiene la capacidad de modificar el ancho de su eje delantero.

Este vehículo se homologa dentro de la categoría L7e, donde se ubican aquellos que pesan menos de 400 kilogramos sin contar la baterías.
Su longitud es de apenas 2,6 metros de largo y su habitáculo permite que dos personas, ubicadas una detrás de la otra, se puedan trasladar. Triggo propone una puerta eléctrica para ingresar al interior, que es totalmente acristalado y cerrado para proteger a los ocupantes del viento.

Para conducir este vehículo de Triggo no es necesario un volante, sino que equipa un manubrio que cambia la dirección de las ruedas por un sistema de control digital por cable. Con esta base será posible agregar sistemas de conducción autónoma en un futuro.

Con anchura variable

La gran particularidad del Triggo es que su eje delantero puede variar su anchura en función de la velocidad y del tipo de modo de conducción elegido por un conductor que no dispone de un volante tradicional, sino de un manillar operado por un sistema de control digital por cable, o lo que es lo mismo, la puerta de acceso a la conducción autónoma. En la configuración de ruta, el ancho del vehículo es de 148 centímetros y la velocidad máxima no excede los 90 km/h.

Sin embargo, al elegir el modo maniobra todo cambia ya que el eje delantero disminuye su anchura hasta los 86 cm, de manera que el conductor no puede superar los 25 km/h.

Los encargados de propulsar a este cuadriciclo eléctrico son dos motores capaces de ofrecer hasta 10 kW cada uno, aunque el fabricante ha decidido limitar la potencia total del sistema a 15 kW (20 CV) para así poder cumplir con la homologación europea de la categoría L7e. A la hora de almacenar la energía eléctrica aparece una batería de 8 kWh de capacidad que puede ser reemplazada en cualquier momento, aunque su peso de 130 kilos hace necesario el uso del equipo adecuado. La autonomía anunciada por el fabricante es de 100 kilómetros.

Los planes de la compañía pasan por vender este vehículo como un medio de transporte personal, además de licenciarlo en Europa, Estados Unidos, China, Japón e India, pues tiene patentes en todos estos territorios. No se conoce su precio, pero sí está confirmado que la producción en serie comenzará en 2021.