VW Golf R 2021: el más poderoso de la historia

0
133

Como era de esperarse, la octava generación del Volkswagen Golf ve la llegada de la versión R, que por cantidad de poder y prestaciones se coloca por arriba del GTI y GTI Clubsport.

Esta supremacía de la quinta edición del Volkswagen Golf R proviene principalmente de la energía del motor cuatro cilindros turbo de 2.0 litros, que para esta ocasión es de 315 hp -27 más- y 310 libras-pie de torque -30 más-.

Además de tener más poder que cualquier Golf, la versión R se caracteriza por ofrecer tracción en las cuatro ruedas, y en esta ocasión lo hace con el nuevo sistema 4Motion con R-Performance Torque Vectoring.

Esta configuración de 4Motion presenta un control selectivo del par de las ruedas en el eje trasero; el nuevo diferencial trasero distribuye la potencia entre los ejes delantero y trasero, y también entre las dos ruedas traseras. Esto permite aumentar significativamente la agilidad del Golf R, especialmente en las curvas.
Junto a estas innovaciones, el sistema de tracción total del Volkswagen Golf R destaca por estar conectado en red a través del Vehicle Dynamics Manager (VDM) con otros elementos como los bloqueos de diferencial electrónico (XDS) y el control de chasis adaptativo DCC.

Por medio de todos estos elementos que acompañan a lo más de 300 hp y la caja automática de doble embrague de siete velocidades o manual de seis cambios, el nuevo Volkswagen Golf R puede ir de 0 a 100 km/h en 4.7 segundos. Respecto a la velocidad máxima, está limitada electrónicamente a 250 km/h; sin embargo, con el paquete R-Performance se puede aumentar a 270 km/h.
Estéticamente, se distingue por la fascia delantera con rejillas y splitter, los rines de 19 pulgadas, los calipers azules, el difusor negro, el spoiler y las salidas de escape negro.
Si bien el color azul Lapiz Blue Metallic es el color característico del Golf R, también está disponible en blanco o negro.
Otra diferencia es que la carrocería es dos centímetros más baja debido a un reajuste de la suspensión.
En el interior, luce una pantalla digital para el cuadro de instrumentos y una segunda para el sistema de info-entretenmiento.
También recibe asientos deportivos de cuero Nappa con detalle de carbono, así como un logo azul R en el respaldo.
El volante deportivo de cuero multifunción y calefactable también ha recibido un diseño específico, con levas DSG de forma ergonómica, costuras azules en contraste y un botón R para la selección directa de los distintos perfiles de conducción.
Recibe molduras de puerta específicas para R; tapas de pedal y reposapiés del conductor de acero inoxidable cepillado; e iluminación ambiental de 30 colores.
Es hasta 19 segundos más rápido por vuelta en Nürburgring Nordschleife que su predecesor (07:51 minutos).
Estrena modo de manejo Drift.